Ventajas de la microfibra

¿Por qué la Microfibra Limpia más Rápido?

La microfibra es un tejido especial que se diferencia del resto de materiales tradicionales, por ejemplo del algodón, por su particular forma de limpiar las superficies: de momento no existe otro material que pueda limpiar y secar más rápido y mejor, incluso a nivel microscópico y bacteriológico.

¿Qué hace diferente a la microfibra? 

A diferencia del algodón, su particular estructura de cada una de sus miles de fibras tienen una forma de estrella con múltiples canales para atrapar el polvo y la suciedad, de modo que cada hebra se convierte en un contenedor que no deja escapar la suciedad.

Como su poder de absorción es tan elevado (son capaces de absorber hasta ocho veces su peso, es decir cuatro veces más de lo que el algodón), reducen el tiempo y apenas necesitan utilizar productos de limpieza, por lo que aportan tres puntos clave respecto al resto:

  1. Son más rápidas: recogen más suciedad con una sola pasada. 
  2. Son mucho más ecológicas: respetan el medio ambiente.
  3. Son económicas: no es necesario comprar de productos de limipeza

Se recomienda utilizarlas en seco para la absorción de líquidos y el polvo, o ligeramente humedecidas para arrastrar más suciedad. Consiguen una limpieza efectiva incluso sólo con agua.

A parte de las tres ventajas principales, el tejido de microfibra cuenta con otras características que la convierten en un producto de nueva generación. Entre otros beneficios destacan:

Limpian y pulen: las microfibras son menos abrasivas que el algodón, por lo que protegen superficies sensibles.

No dejan pelusas ni residuos: dan resultados perfectos en cada pasada, ni dejan cercos.

Son resistentes y tienen un largo ciclo de vida. Tienen una gran resistencia a los lavados frecuentes sin perder sus propiedades; no se encogen, ni se deforman.

Son higiénicas: pueden lavarse hasta temperaturas altas ayudando a eliminar bacterias. No huelen.

Pesan menos que el algodón, lo que agilizan cada pasada.

No requieren suavizante: una vez más ahorran en la compra de productos de limpieza. Pueden lavarse a baja temperatura.

En conclusión la microfibra es el relevo de los viejos trapos de limpieza: el desarrollo de las microfibras han permitido crear este innovador tejido que reduce tiempo, dinero y esfuerzo en todo lo relacionado con la limpieza.